Realizamos un diagnóstico online exclusivo para ti

Informate gratis

9 + 6 =

Botox o toxina botulínica

La aplicación de la toxina botulínica tipo A está considerada como uno de los tratamientos más eficaces para la eliminación de las arrugas faciales de expresión.

Botox, la marca comercial del primer medicamento de toxina botulínica en ser comercializado, es en realidad la toxina que produce el botulismo. Sin embargo, se aprovecha su capacidad de producir parálisis muscular para utilizarla con fines médicos.

La primera aplicación clínica de la toxina botulínica se realizó en los años setenta para tratar el estrabismo ocular, desde entonces se han encontrado nuevas aplicaciones, especialmente en el campo de la neurología y la medicina estética.

En medicina estética, la toxina botulínica se utiliza para el tratamiento de arrugas en cara y cuello, y también para controlar el exceso de sudoración (hiperhidrosis) en manos, pies y axilas.

PRECIOS TRATAMIENTO

Mastopexia desde 5.000 €

Solicita tu presupuesto personalizado

Preguntas frecuentes

¿Cómo se administra?

La técnica consiste en la infiltración mediante una aguja extrafina de la toxina botulínica en el músculo de la zona que se desea tratar, produciendo su relajación e inhibiendo el movimiento del mismo.

De ahí que su aplicación fundamental en estética sea el tratamiento de las arrugas de expresión, es decir aquéllas que aparecen en el entrecejo, la frente, las comisuras de los labios o el contorno de los ojos.

¿Pacientes ideales para recibir este tratamiento?

Cualquier persona sana mayor de 18 años es apta para someterse a un tratamiento con toxina botulínica.

No recomendamos que se sometan a este tratamiento personas con enfermedades neuromusculares, mujeres embarazadas, personas con ptosis, con alguna lesión cerca de la zona en la que se realiza la inyección, o con músculos faciales importantes sin fuerza suficiente o con la piel muy gruesa.

¿Qué podemos esperar tras la aplicación del tratamiento?
  • Buenos resultados sin cirugía (temporales)
  • Se puede aplicar en cualquier época del año.
  • Es una técnica prácticamente indolora.
  • Apenas tiene contraindicaciones.
  • Es reversible, su duración es limitada.
  • Raramente produce efectos adversos, como reacciones alérgicas, rigidez facial o náuseas.
¿Cada cuánto tiempo se debe utilizar el Botox o toxina botulínica?

El efecto del tratamiento con toxina botulínica no es inmediato ni permanente y su desaparición es progresiva.

Su efecto empieza a notarse pasados entre 2 y 8 días desde su aplicación.

Su duración media es de 6 meses (oscila entre 4 y 8 meses).

Anestesia

No es necesaria

Duración intervención

15 minutos

Resultados

Entre 2 y 8 días

Duración

6 meses

Información orientativa que podrá variar en función del paciente y la técnica utilizada. El Dr. te informará sobre tu caso concreto.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para ti