Lifting de muslos

Con el tiempo la cara interna de los muslos sufre descolgamientos debido a la laxitud de la piel. Esto se puede reparar quirúrgicamente estirpando una franja de piel en la zona inguinal anclándola a los tendones firmes musculares y suturándolo. De este modo la cicatriz queda coincidente con la ingle, lo que la hace menos perceptible.

En ocasiones con pérdidas significativas de peso el descolgamiento puede ser mayor y requerir una extirpación longitudinal desde la ingle hasta la rodilla.

El procedimiento se puede realizar bajo anestesia general o bajo anestesia epidural o incluso con anestesia local y sedación, en régimen hospitalario requiriendo un sólo día de ingreso.

Los riesgos son los inherentes a todo tipo de procedimiento quirúrgico que implique corte y extirpación.